6 de Diciembre de 2021

Deserción escolar bajó hasta en un 6% y en semestres impares hasta en un 2%

JULIA MÉNDEZ

La implementación de becas y programas de apoyo escolares, así como la práctica de actividades paraescolares tanto deportivas como culturales y artísticas, han sido punto clave para que los índices de deserción escolar en el Centro de Estudios Técnicos del Mar disminuyan hasta en un 6 o 2.8 por ciento, y mejor aún, que el 90 por ciento de los egresados pueda continuar con sus estudios a nivel universitario, indicó el Oceanólogo Roberto Santiago Bravo, Director del CETMAR No. 20 “Lic. Manuel Maples Arce”, en entrevista para esta casa editorial.

Al egresar la XXX generación de estudiantes del CETMAR, ¿qué tan difícil ha sido la mecánica para poder lograr que la mayoría de los alumnos que ingresan, concluyan sus estudios de nivel medio superior?

Después de 32 años de haberse fundado la escuela, hemos descubierto que la combinación de la experiencia con la juventud, y el adoptar metodologías tanto tradicionales como las innovadoras que contempla la reforma educativa, ha hecho posible darles una mejor calidad educativa,  aunado a ello están las actividades paraescolares que complementan su aprendizaje y que captan su interés por continuar con su preparación.

¿Cómo se encuentran en cuanto a deserción escolar y qué estrategias han implementado para evitarla?

 

A nivel nacional la deserción escolar se encuentra en un 35%, pero en esta escuela hemos logrado que baje a un 6%,  y en semestres impares se llega a dar apenas en un 2.8 %, esto gracias al sentido de pertenencia y el gusto por estar ahí y a la implementación de programas como los puestos en marcha por parte de la SEP, a través de la Subsecretaría de la Educación Media Superior, el cual propone mayor cobertura, mayor calidad en el servicio, adecuaciones a las escuelas para que sea incluyentes, tales como rampas y barandales que permitan a las personas con discapacidad desplazarse con mayor facilidad.

Entre los programas académicos está el YO NO ABANDONO, el cual además de becas da seguimiento a los estudiantes, y contempla un trabajo conjunto con los padres de familia; se abordan problemáticas tanto personales como educativas y principalmente se abate la reprobación escolar,  ya que es la principal causa para truncar los estudios, si es necesario se les da asesoría personalizada en inglés, química, matemáticas o las materias que más se les dificulte. Con el apoyo económico que se recibe de este programa, el alumno puede trasladarse, comprar sus útiles escolares, solventar sus necesidades básicas más apremiantes y no es necesario que el alumno cuente con excelentes calificaciones para acceder a ello, basta con que tengan la necesidad del recurso.  Contamos además con una beca alimenticia, es decir, un vale para que el alumno se compre al menos una torta, un refresco o algún otro alimento que exista dentro de la cooperativa escolar.

¿Qué diferencia a CETMAR de cualquier otro sistema de bachiller?

CETMAR cuenta con nueve carreras técnicas profesionales oportunas y pertinentes, como es la carrera técnica de Acuacultura de Aguas Marinas, Administración de Recursos Humanos, Laboratorista Ambiental, Mecánica Naval, Navegación y Pesca, Refrigeración y Climatización, Preparación de alimentos y bebidas, Operación Portuaria y Sistemas de Información Geográfica.

Aunado a ello están las actividades paraescolares que van desde participar en una banda musical, un grupo musical, tocar piano, órgano, violín, guitarra, canto, danza folklórica, danza moderna, salsa, bastoneras, grupos de animación, porristas, basquetbol, futbol, natación, Tae Kwan Do, kanotaje, teatro, entre muchas otras actividades que los jóvenes disfrutan hacer.

¿Pueden los alumnos incorporarse al ámbito laboral al egresar de CETMAR?

Totalmente, ya que cuentan con las herramientas necesarias para poder hacerlo, si así lo requieren, no obstante es mejor que continúen con su formación y para ello se les encamina, actualmente el 90 por ciento de los egresados entran a la universidad, y del 10 por ciento restante un 6% estudia y trabaja, mientras que el 4 por ciento que queda, se enfoca a laborar únicamente, ya que no pueden continuar estudiando.

¿Alumnos con discapacidades, también pueden entrar?

Jóvenes con alguna discapacidad leve ya sea en lenguaje, comprensión, leve grado de autismo, discapacidad motora, motriz, han formado parte del plantel y hemos visto que al integrarse a las actividades paraescolares, han logrado destacar en ellas, e incluso les ayuda a mejorar su rendimiento académico, así que no hay restricciones en ese sentido.

El personal docente, ¿de qué manera contribuye a brindar una educación de calidad?

Contamos con una política de contratación muy estricta en la que desde el ingreso, se aplica a los maestros un examen de oposición y de competencias para detectar si realmente cubren con el perfil requerido, si es así empiezan a formar parte de esta casa de estudios, caso contrario sino cubren las especificaciones necesarias.

PARA RECUADRO

 

“En este año CETMAR repartió 1150 fichas, se presentaron a realizar examen mil estudiantes y sólo vamos a aceptar a 580 estudiantes, poco más del 50 por ciento, lamentablemente no se puede aceptar a todos, pero nos quedamos con los mejores promedios y haremos que exploten a lo máximo sus capacidades para que alcancen cada vez más mejores resultados en sus estudios y progresen personalmente”. 


Lo último en el Heraldo