5 de Marzo de 2021
Director Editorial Lic. Rafael Melendez | Director General - Dr. Rubén Pabello Rojas

Llora la muerte de su madre

*Julio Camejo honra su grandeza

Agencias

Ciudad de México

En medio de la tristeza que le embarga por haber perdido a su madre, el actor Julio Camejo, recordó a quien le diera la vida con su vida en la que exaltó el trabajo que hizo como mamá, esposa, bailarina y ser humano.

Con un semblante visiblemente triste el actor cubano compartió a través de sus redes sociales un emotivo mensaje para su desaparecida madre, quien falleció el miércoles a la edad de 82 años.

“Les voy a contar cómo vivió esta gran mujer; Juana María Gladis Camejo; mi madre. Su último mensaje fue ayer y me dijo: ‘di una clase en línea, porque ella era profesora del Tec de Monterrey, a sus 83 años y dijo, ‘di una clase y a los muchachos les gustó”, expresó en su cuenta de Instagram.

El actor de “La mexicana y el Güero”, recordó las enseñanzas que su madre le dio y la educación que le inculcó, mismas que dice él ha buscado replicar ahora que es padre.

“Deja tú la gran bailarina que fue, la gran coreógrafa, sino el pedazo de mujer, pedazo de madre, pedazo de esposa que fue. Yo nunca entendí porque cuando todo el mundo desayunaba medio pan en Cuba, yo tenía un pan y era porque mi mamá y mi papá se quitaban su medio pan para dárnoslo a nosotros, lo entendimos de grandes, señaló.

Camejo celebró la vida de su madre, quien dijo, siempre fue una mujer entregada a su familia y su profesión, siendo una de las bailarinas cubanas más destacadas de los 80 y 90.

“La gran enseñanza que me deja, porque puedo cerrar los ojos y sufrir, obvio que hay un vacío pero prefiero abrir los ojos y recordarla por lo grande que fue, por su enseñanza, porque siempre me incitó a dar lo mejor de mi, a ser un buen padre, pero sobre todo era una mujer que me decía, en vez de pensar en tu bien personal, piensa en el bien de la gente y me voy con eso, con su alegría, con esa sonrisa que la definía como persona, por su energía, porque era la que me daba el ánimo cuando yo estaba cansado”, indicó Julio.

Camejo señaló que la última vez que habló con su madre fue un día antes de fallecer y que verla que a pesar de la pandemia aún daba clases y hacía ejercicio eran de las cosas que lo motivaban a no deprimirse durante la pandemia.

“A todos sus amigos, a todos sus alumnos del Tec de Monterrey, a toda la gente que me ha hablado gracias por sus mensajes, evidentemente hay dolor y una pena, pero si la quieren recordar, recuérdenla con un traguito de ron, bailando salsa o un danzón y con una sonrisa porque ella era lo que quería, que la recordaran siempre sonriendo”, añadió.

En su cuenta de Instagram posteó algunos momentos con su mamá y recibió las condolencias de seguidores y colegas.


Lo último en el Heraldo