23 de Febrero de 2024

Frutos secos: 3 que te ayudarán a reducir el colesterol en la sangre

frutos secos

 

 

  • Todos los frutos secos tienen propiedades que contribuyen a la salud cardiovascular, especialmente en la reducción del colesterol.

Agencias

México

Los frutos secos son aliados potentes para la salud del corazón. Ricos en fibra, ayudan a reducir el colesterol y aportan efectos positivos al sistema cardiovascular. Destacan las almendras, nueces y avellanas por sus propiedades antioxidantes y su capacidad para mejorar el perfil lipídico. Además, su consumo regular no repercute en nuestro peso, lo que los convierte en un snack saludable ideal para incorporar en nuestra dieta diaria.

La importancia de una dieta balanceada en el colesterol

La dieta balanceada es clave para mantener los niveles de colesterol controlados. En este sentido, los frutos secos desempeñan un papel esencial por ser fuentes de fibra, grasas saludables y antioxidantes.

Además de su valor nutricional, su versatilidad permite incorporarlos en la dieta de diferentes formas, ya sea como snack entre comidas, o como parte de platos principales. Esto hace más fácil alcanzar la recomendación de consumo, que es de un puñado al día.

Los frutos secos más destacados para equilibrar el colesterol son:

Almendras: ricas en fibra y grasas saludables, contribuyen a reducir el colesterol LDL (malo) y aumentar el HDL (bueno).

Nueces: su alto contenido en ácidos grasos omega-3 las convierte en aliadas para la salud cardiovascular.

Avellanas: fuente de vitamina E, un potente antioxidante que protege las células del daño oxidativo.

Recuerda, la clave está en la moderación, ya que aunque son saludables, también son calorías densas.

¿Cómo los frutos secos pueden ayudar a bajar el colesterol?

Los frutos secos contienen ácidos grasos insaturados y fibra, dos componentes que ayudan a disminuir los niveles de colesterol LDL (malo) y aumentar los de colesterol HDL (bueno). Al consumirlos, estas sustancias se unen al colesterol en el intestino, limitando su absorción y promoviendo su eliminación. De esta forma, los frutos secos pueden reducir la cantidad total de colesterol en la sangre.

Además, los frutos secos son fuentes de antioxidantes y fitosteroles, compuestos que contribuyen a la salud cardiovascular al proteger los vasos sanguíneos de los daños causados por los radicales libres y reducir la absorción de colesterol, respectivamente.

Entre los frutos secos recomendados para bajar el colesterol se encuentran:

Almendras

Nueces

Avellanas

Cacahuetes

Se aconseja un consumo diario de 25 gramos, lo que equivale a un puñado, para obtener estos beneficios.

Beneficios de las nueces para el colesterol y los triglicéridos

Las nueces ofrecen múltiples beneficios para la salud cardiovascular, incluyendo la regulación del colesterol y los triglicéridos. Son ricas en ácidos grasos poliinsaturados, como el alfa-linolénico y el linoleico, que ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Además, las nueces son una fuente importante de omega 3, un tipo de grasa saludable que contribuye a mantener un corazón sano. También tienen un alto contenido en fibra, que contribuye a la reducción del colesterol al limitar su absorción en el intestino.

El consumo regular de nueces puede tener un impacto significativo en la salud cardiovascular. Se recomienda incorporarlas en nuestra dieta diaria, ya sea como snack entre comidas, o en combinación con otros alimentos como parte de ensaladas o postres. Para obtener estos beneficios, se sugiere consumir alrededor de media taza de nueces al día.

Entre los beneficios adicionales que ofrecen las nueces se incluyen la mejora del estado anímico, la regulación del apetito y del tránsito intestinal. En resumen, las nueces son un alimento nutritivo y versátil que puede ayudar a mantener en equilibrio nuestros niveles de colesterol y triglicéridos.

¿Cómo las almendras pueden ser buenas para reducir el colesterol?

Las almendras son un tipo de fruto seco especialmente beneficioso para reducir el colesterol. Su riqueza en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, conocidas como grasas saludables, ayuda a disminuir los niveles de colesterol LDL, también llamado "colesterol malo".

Además, las almendras contienen fibra, que se une al colesterol en el intestino limitando su absorción y promoviendo su eliminación. También son ricas en vitamina E y ácido fólico, dos antioxidantes que protegen los vasos sanguíneos de los daños causados por los radicales libres.

Investigaciones muestran que incluir almendras en la dieta puede reducir el colesterol total y el colesterol LDL, y mantener los niveles del colesterol protector HDL, conocido como "colesterol bueno".

Consumir almendras también mejora la función endotelial, un indicador clave de salud vascular. Por ello, se recomienda incorporar las almendras en una dieta equilibrada, como parte de un plan de alimentación saludable.

Pueden consumirse solas como snack, incluirse en recetas o emplearse como ingrediente en ensaladas y postres. Se aconseja un consumo diario de un puñado de almendras para obtener estos beneficios.

Información de El Heraldo de México